Victor de la Serna opina de las D.O. sin pelos en la lengua.

Zonas Vitivinícolas : 
SALIR DE ELLAS, OPCIÓN DE MUCHAS BODEGAS
Esas DO obtusasVÍCTOR DE LA SERNA

Rafa Bernabé.

La DO Cava sigue adicta a su política de bajos precios que ha hecho huir ya a varios productores de gran calidad, encabezados por casas de tanta solera como Raventós i Blanc y Albet i Noya. La DO Alicante persigue por enrevesados asuntos reglamentarios a algunos de los -muy pocos- productores de la zona dedicados a ahondar en el terruño y en las castas autóctonas. La DOC Rioja y la DO Ribera del Duero tienen encerrados bajo siete llaves los informes y mapas geológicos que permitirían saber qué suelos de su territorio son dignos o indignos de la denominación… ¿Qué está sucediendo?

Lo que sucede es que algunas denominaciones españolas siguen poniendo trabas a las iniciativas encaminadas a la autenticidad y a la calidad, y que la posibilidad que ha creado la Unión Europea, suprimiendo aquello del ‘vino de mesa’, de elaborar fuera de un reglamento oficial y fuera de los intereses siempre manejados por los más poderosos, hace que un número creciente de viticultores y bodegueros se lo estén planteando muy en serio… o se lo hayan planteado ya.

Otras denominaciones, más inteligentemente llevadas, se aprovechan a veces de esos errores: ahí está la DO Penedès acogiendo a algunos de los huidos del cava. Pero, por ejemplo, Manuel y Pepe Raventós, de Raventós i Blanc, han preferido proseguir su camino en busca de la recuperación de una denominación geográfica: Conca del Riu Anoia

Mientras tanto, ahí tenemos a Rioja y Ribera cerrando los ojos ante las viñas plantadas en patatales o campos de remolachas, cuyas uvas acabarán con la debida contraetiqueta. O ese hábito riojano de dejar que una parcela produzca mucha más uva del máximo tolerado: sencillamente, se admite hasta el tope, y el resto de desclasifica. Como si una fuese buena y la otra peor…

También en Rioja, la chapuza de las dos maturanas tintas, una registrada oficialmente pero no utilizada, y la extraoficial suplantándola en las viñas y las etiquetas, parece verdaderamente tercermundista.

En Alicante, los admirables esfuerzos de Juan Cascant en Muro de Alcoy (Celler de la Muntanya) y de Rafa Bernabé en sus dos proyectos, Beryna y Viñedos Culturales, no han recibido el menor respaldo de una DO a la que un vino (buenísimo, por cierto) elaborado con la casta rojal debe parecerle anatema…

En fin: es lo que hay. Pero en elmundovino no pensamos callarnos al respecto y seguiremos informando.

 

One Response to Victor de la Serna opina de las D.O. sin pelos en la lengua.

  1. El idiota grita, el inteligente opina, y el sabio calla.. Por eso no contesto nada en clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *